• El jugador se desplaza en sentido contrario a la dirección que quiera tomar.
• Realiza una parada en 2 tiempos adelantando la pierna contraria a la nueva dirección quevamos a seguir. Cargando el peso sobre dicha pierna, a la vez que estamos flexionados para conseguir equilibrio.
• Giramos los pies sobre la parte delantera y tenemos dos opciones:
a) Salida cruzada: Cruzamos el pie que estaba adelantado por delante del defensor hacia la nueva dirección con un paso largo intentando ganar su espacio, posición.
b) Salida abierta: Movemos primero el pie retrasado, el más cercado a la nueva dirección, mediante un paso corto y rápido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.