Cogeremos el balón con firmeza y con las yemas de los dedos. Las palmas de la mano notocan el balón.
• La prolongación de los pulgares se cortan. El pulgar y el índice formarán un ángulo de casi 90º y el medio estará en el ecuador del balón.
• Abarcaremos la mayor superficie posible pero no cogeremos el balón ni por arriba ni por abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.