Buen partido de los chicos. Se enfrentaban a un equipo conocido y al que ya habían ganado, pero era un partido incómodo porque luchan mucho en defensa.

Se desenvolvieron bien en ataque, moviendo bien el balón, saliendo rápido a las contras, buscando pases y tiros fáciles.

En defensa pusieron mucha intensidad también. Era necesaria para poder salir a la contra. El equipo ha entendido que no hay mejor ataque que una buena defensa, y así lo hacen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *