Rambo III, Terminator III o Robocop III. Todas estas películas tienen algo en común, y es que sus terceras partes dejaron mucho que desear. Algo parecido podríamos decir que les pasó a nuestros chicos del Senior Provincial. El regreso a las canchas estuvo marcado por un clima de ilusión, pero también de nervios. El rival, Lourdes Atómico, era un duro contrincante para comenzar la liga; pese a ello, un buen comienzo en el primer cuarto adelantó a los nuestros por 14-8. La primera parte estuvo marcada por un buen juego en ataque, con un constante tira y afloja de puntos entre los dos equipos.

Al descanso, tan solo una diferencia de 3 puntos separaban a los nuestros de los rivales, no obstante (de ahí este título de esta crónica), el tercer cuarto terminó de saldar el encuentro para los rivales. Una consecución de malos ataques, junto con un parcial recibido a través de contraataques, determinó la victoria para los rivales. El último cuarto estuvo marcado por una respuesta de nuestros chicos, que infructuosa, dejó buenos detalles tanto de juego como de técnica individual, dejando a la vista un prometedor futuro para este equipo. Esperemos que ‘la próxima entrega’ de este equipo frente a otro grande, San Agustín, se salde con la primera ansiada victoria de la liga, en el bastión del Polideportivo Simancas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.