Es un fundamento que hay que dominar por parte de todo el equipo porque nos permite unir a todos los jugadores. Pasar y recibir bien es la esencia del trabajo en grupo, mejorando notablemente el nivel de juego del equipo y sacar partido de otros fundamentos, sobre todo, los derivados del juego sin balón.
Aspectos que debe tener en cuenta un buen pasador:
• Elegir correctamente el pase a realizar para obtener el mejor rendimiento.
• Ejecutar el pase de forma técnicamente correcta.
• Saber cuando pasar.
• Dominar todos los tipos de pases y con ambas manos para no vernos limitados por esta  falta de técnica individual.
Principios clave:
• Concentración. Algo que debe estar presente en cada momento del juego o entrenamiento, sabiendo en cada momento qué ocurre en la cancha.
• Utilizar fintas de pase y no telegrafiar, evitar mirar la punto al que mandaremos el balón, para  esto estaremos mirando el aro y creando peligro constante. Debemos ser una amenaza.
Visión periférica.
• Realizar normalmente pases rápidos y precisos lejos del defensor.
• Buscar un buen ángulo.
• Utilizar pivotes para mejorar el ángulo de pase y ayudarnos a que las fintas de pase sean  más creíbles.
• Conocer los puntos fuertes y débiles del jugador al que voy a pasar. Saber si va a recoger mi  pase, si va a cometer una violación…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.