Era un partido difícil para nuestros pequeños el que enfrentaba a La Cistérniga el pasado sábado. El líder invicto recibía en su cancha a un Basket Castilla benjamín que, pese a llevar una mejoría constante desde el inicio de la competición, estaba lejos de los locales. Su superioridad fue notoria a lo largo de todo el encuentro y así se dejó notar en el resultado final. A pesar de ello, La Cistérniga jugo con excesiva competitividad, jugando durante todo el partido con una gran presión, como si el encuentro estuviera reñido hasta el último segundo.

Nuestros pequeños defendieron muy bien los cuatro primeros cuartos, haciendo que los de La Cistérniga tuvieran dificultad para anotar, mientras que en ataque se movía bien el balón aunque no se consiguió encestar ninguna canasta. Tuvimos varias opciones desde el tiro libre con Izan o Mateo, pero el balón no entró en la canasta. Partido que sirve para seguir aprendiendo y mejorando de cara a la siguiente fase, donde los encuentros serán más disputados al enfrentarnos contra equipos más de nuestro nivel.

Y una mención especial al entrenador de La Cistérniga. Queremos darle la enhorabuena por su genial gestión del partido. Al mismo tiempo queremos darle un consejo al entrenador: esta es una competición de niños, donde lo único que quieren es divertirse y aprender. Desde el Basket Castilla Simancas no creemos que el juego que llevó a cabo nuestro rival del sábado les sirva para aprender.

Y otro consejo para la directiva del club de La Cistérnga. Si, como el propio entrenador dijo en el partido, sus jugadores «juegan como quieren» (al ser cuestionado desde la grada por el motivo de la intensa presión que llevaban a cabo cuando el partido ya estaba más que sentenciado y restaban pocos minutos para el final del mismo), que no tengan en «nómina» a ese entrenador, que los jugadores se bastan por sí solos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.