Se presentaba un partido difícil para el junior autonómico frente al San Andrés en León, tras la crisis de juego que esta sufriendo el equipo simanquino en los últimos encuentros y por la ausencia de Ismael Andrés tras la lesión sufrida en el anterior partido que, probablemente, le hará perderse el resto de la temporada y que perjudicó notablemente en el rebote simanquino.

El primer cuarto fue pésimo del Basket Castilla tanto en defensa como en ataque, lo que puso cuesta arriba el encuentro. El San Andrés se impuso en estos primeros diez minutos por 16 puntos (26-10). En el segundo cuarto los simanquinos mejoraron tanto en líneas defensivas como ofensivas, lo que permitió acercarse en el marcador, yéndose al vestuario con una distancia frente a los leoneses de 10 puntos (42-32).

Pero la recuperación del segundo cuarto se fue al traste con un tercer tiempo para olvidar. La pésima anotación visitante (tan sólo 7 puntos) unida a la gran actuación ofensiva del San Andrés, con 23 tantos, hizo que el partido se fuera definitivamente para los simanquinos. En los últimos diez minutos de partido, los simanquinos consiguieron maquillar un poco el encuentro (13-19 de parcial) para finalizar con una derrota por 20 puntos.

Carlos Ruiz (18) y Juan Prieto (16) fueron los máximos anotadores del Basket Castilla y del encuentro, mientras que la anotación en el equipo rival estuvo muy repartida, con cuatro jugadores por encima de los 10 puntos.

El equipo tuvo una pésima selección de tiro, con tan sólo un 35% de acierto (20 de 57) en los lanzamientos a canasta. Esto unido a las 27 pérdidas de balón hacía imposible disputar el partido.

Toca levantarse de cara al final de temporada, para poder competir en la Copa de Castilla y León, una competición bonita donde se puede buscar la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.